Señales

ovejasss

Estallidos, sirenas, latigazos de agua helada, insultos y gritos.
Gases, balazos, golpes, heridas.

La multitud observa embelesada por TV como cruje la tierra de los morros, como se raja, y como de ese sismo nace un monstruo vengador.
Crece el fenómeno y se agiganta mientras suenan trompetas y golpean tambores.

Armados y abanderados corren con los torsos desnudos cantando sus consignas de odio a plena luz del día, interrumpiendo la placidez de las playas en formación de legionarios romanos.
¡Justicia! gritan mientras saborean la sangre de la venganza.
Pero la justicia es más injusta que nunca y la sangre es la de su propio cuerpo que devoran.

Son señales que anuncian la proximidad de una era oscura.
Ya nos juzgaron y nos encontraron culpables de vivir y dejar vivir, pecamos amor, sensualidad y fiesta; tendremos que pagar caro ese atrevimiento.

La miseria y la muerte para los otros, decreta la nueva conciencia que avanza sin frenos.
Mientras ese perro rabioso muerde su propia cola.