Papa Legba

¡Papa Legba, Atibon Legba, Alegba, Papa Legba abre la puerta!

papa legba

Era un poco más tarde que la medianoche de uno de los últimos días del pasado Junio, en el cruce de dos caminos vecinales cerca de Lotte en Lousiana; a un paso de los pantanos del Atchafalaya National Wildlife Refuge.
Los relámpagos lejanos anunciaban mucho calor para el día siguiente.
Ese era el pronostico de mi acompañante que seguramente acertaría ya que se trataba de un veterano del paraje.
Él (me hizo jurar que no mencionaría a nadie su nombre) era negro, delgado, canoso y llevaba puesto un formal traje oscuro como para asistir a una boda o un funeral.
Discípulo del haitiano Fred Staten alias “Príncipe Keeyama” o “Chicken Man”.

Fred Staten, reverenciado como sacerdote voodoo, era apodado por sus discípulos “Papa Midnight”; también era un showman que en la década de 1970 en New Orleans trabajaba en un night club.
Su número, que dejaba a los espectadores impactados incluía bailes y magia, y culminaba mordiendo el cuello de un pollo vivo para beber su sangre.
Así ganaba el dinero para vivir -dijo mi acompañante- engañando a los turistas como todo el mundo en New Orleans.
Por sus trabajos serios Papa Midnight no cobraba un dolar, solo aceptaba regalos de sus fieles agradecidos.

Todo se vende y se compra en New Orleans.
El jazz, el cajún, la cocina creole, el mardi gras y también el voodoo.
Atraídos por el “Big Easy” los visitantes se dejan llevar por la fantasía exótica, se relajan y gozan sin preocuparse de la autenticidad de aquello que se consigue a cambio de dinero.
El New Orleans Historic Voodoo Museum ofrece visitas guiadas al Saint Louis Cemetery para saludar la tumba de Marie Catherine Laveau, la más prestigiosa Reina Voodoo muerta en 1881.
Tanto en el tradicional Barrio Francés como en Báton Rouge el nombre Voodoo apellida no solo tiendas de amuletos, velas y polvos para practicantes y neófitos; también restaurantes, comercios de ropa y drugstores llevan ese nombre para identificarse como típicos.
Como en Brasil y en Cuba para sobrevivir las religiones africanas se vistieron ropajes cristianos y nacieron rituales sincréticos.
Son comunes los ritos voodoo de bendiciones, casamientos y oráculos.
El voodoo vende y mucha gente vive de ese comercio.

Conocer al discípulo de Papa Midnight resultó de una circunstancia no buscada.
Alguien que fue mi compañía toda una noche, me sedujo por tener no solo un físico armonioso y un comportamiento desinhibido para el sexo, sino también una cultura sofisticada.
Cuando notó había despertado mi curiosidad se ofreció a presentarme a su guía voodoo, a cambio de discreción.
A través de ese hombre, que aseguraba no era un estafador, tendría la posibilidad de invocar al portero de mundo espiritual, a Papa Legba.

Legba es el guardián de las encrucijadas. es el que comunica al mundo de los vivos con el mundo de los espíritus.
Habla todos los idiomas, es quién abre las puertas; sin él ninguna ceremonia se puede realizar.
Asocia la creación, la generación y la vida, a él se le pueden consultar sin tabúes asuntos de sexo; es un lwa de orden y destino.
Legba es rebelde y travieso como un niño y al mismo tiempo sabio como un viejo.
A los falsos y a los aduladores los engaña; le gusta la música y canta.
¿Cómo resistirse a la fascinante posibilidad de contactarse con Papa Legba?

640px-VeveLegba

Y allí estábamos esa medianoche, el sacerdote y yo, en la encrucijada.
Acompañados por un coro de ranas, en la oscuridad perturbada por el lejano reflejo de los relámpagos y la Ronald Reagan Highway; con mi ofrenda de tabaco y whisky moonshine.
Esperando a Papa Legba para que me abra la puerta.