El paraíso antes de la serpiente

A partir del mes de Junio, el caliente monzón del suroeste comienza a soplar desde el Océano Indico hasta el mar de la China escoltado de lluvias y tormentas.
El temporal a veces se demora, a veces se interrumpe, pero seguramente en Julio se descargará sobre las Filipinas acompañado de tifones.
Los turistas de todo el mundo que van a deslumbrarse a Palawan están en general advertidos y comienzan a escasear.

Atreverse a pasar en la zona los últimos días de la primavera y los primeros del verano tiene sus riesgos y sus recompensas.
Recuerdo la estadía en una pequeña isla frente a Quezón, en el mar de la China meridional, como un regalo de cumpleaños inolvidable.

ovequwzon

Me acompañaban las dos personas que me colmaban; un padre tirano y dios de mi religión, y un hermano menor a quien proteger.
Recuerdo que estábamos aislados, con el único refugio de una choza, agua dulce solo para beber, los alimentos indispensables, elementos para pescar, y nísperos silvestres.
Llevábamos el cuerpo desnudo y la mente abierta; eramos seres del reino animal en contacto con los elementos de la naturaleza.
De día el sol, el agua, la sal y la tierra nos alimentaba; energizando, órganos, músculos, fluidos.
De noche el fuego y el abrazo nos trasmitían calor, sentíamos como la sangre corría por su ramaje.

ayax

Después de siete años, recuerdo esos doce días como mi experiencia más cercana a la inocencia salvaje.
El paraíso antes de la serpiente.

Palawan Filipinas Junio 2011

Autor: Oveja negra

Peca y no te arrepientas. Todo es efímero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s