Placeres nuevos

ovejanegraplaceres

El placer debe formar parte de nuestra cultura.
Está en ella pero debe integrarse mejor, no de manera vergonzante.
Es muy interesante observar que, desde hace siglos, las personas en general han hablado siempre de deseo, pero evitan hacerlo de placer.
Así afirman: “Debemos liberar nuestro deseo”.
¡No! Debemos crear placeres nuevos, y entonces acaso surja el deseo y se engendren otros deseos…

Las prácticas sadomasoquistas demuestran que podemos producirnos placer a partir de objetos extraños, utilizando ciertas partes inusitadas de nuestro cuerpo, en situaciones o circunstancias poco habituales.
Consideremos la posibilidad de utilizar nuestro cuerpo como fuente posible de una pluralidad de placeres.

Michel Foucault