Ofrenda

oveja

Vengo al mar en busca de sirenas y tritones.
Son seres caprichosos, sensuales y crueles.
Implacables con aquellos que les temen. A esos no dudan en aniquilarlos para fagocitar con asco sus miserables restos.
Estoy loco pensarán; porque yo los busco, los invoco.
No los desafío, se que ellos mandan; me ofrezco desnudo de ropa y de miedo a sus caricias que hieren.
Quiero que me envuelvan con sus largas cabelleras azules arrastrándome al fondo para soltarme un instante antes del ahogo, que repitanese juego tantas veces como quieran, hasta que se aburran.
Que me muerdan, que hurguen mi interior, y ellos que son criaturas de un mundo frío, se sorprendan de mi calidez.
Que me lastimen los pies con sus collares de coral, riéndose de la deformidad del hombre sin bellas aletas.

Quiero que el alboroto sea tal que Poseidón aparezca para poner orden entre sus vástagos y acabar con el desorden, mientras me concede el placer de atravesarme con su tridente.

Autor: Oveja negra

Peca y no te arrepientas. Todo es efímero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s