De tu pecho

negraoveja

Me siento niño. Me siento hambriento. Soy tu vampiro lactante.
De tu pecho quiero calor y alimento, quiero vida.

Ciego, con toda la sensibilidad a piel de labio, a piel de lengua, a piel de dientes, estoy listo para insistir hasta arrancarte un orgasmo que te licúe en mi boca.

Sostenme la cabeza… hechízame con tus olores… prolonga el momento…
Levanta vuelo conmigo.

Autor: Oveja negra

Peca y no te arrepientas. Todo es efímero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s