41.3ºc

ovejapantanofever

41.3ºc, y visito el Infierno.
Ese Infierno todo mío, de dolores intransferibles.
Poblado por mis Demonios, palpables, sólidos, tan vívidos en mis alucinaciones, como activos torturándome los miembros.
Loco, desesperado quiero acariciarlos, entregarme a ellos, dejarme abrazar; porque los he amado. Porque todavía los amo.
Y me responden con más fuego para ahogarme y hacerme arder.
Quiero llegar al mar, sumergirme y salvarme.
Y también allí están ellos para sofocarme en la profundidad que es cada vez más oscura y helada.
Tan fría como para convertirme en una estatua rígida que tirita al ritmo acelerado del tambor corazón.

Sin saber como, abandonado a la orilla de los 38ºc me siento enfermo, cansado, vencido.
Y esa es solo una pausa, porque la guerra se reanudará y una y otra vez.
Cinco días en ascuas navegando la fiebre que brotó de lo profundo encendida por chispa de un germen estacional.

Hoy puedo contarlo; esta batalla la he ganado.
Pero de mis Demonios no puedo deshacerme.
Los llevo conmigo, son mi pasado, ahora habitan en el lodo de mi alma.
Están al acecho, esperan por el próximo virus, la bacteria, la peste que transforme ese lodo en lava…

Autor: Oveja negra

Peca y no te arrepientas. Todo es efímero.

2 comentarios en “41.3ºc”

  1. De corazón deseo que esta racha oscura que te ha caído pase pronto, no sé si las ovejas renuevan el pelo como mi gato shelkirk, pero tu que eres una negra muy especial seguramente lo conseguirás y serás uno nuevo y fuerte.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s