Apetito caníbal

ovejanegra.com_biting hard-001

Tendido sobre una pequeña cama de la habitación que llamábamos “la mazmorra”, con los brazos amarrados a la cabecera y los tobillos a las patas inferiores del mueble, aguardaba.
El cuerpo desnudo y tenso, y la piel erizada.
El Amo le ordenó al cachorro con una seña que me lamiera la pija hasta erectarla y empaparla de babas, mientras tanto Él me amasaba el pecho y besaba los pezones.

Antes de conocer a mi Señor, ya sabía del gusto que me daban las caricias en las tetillas, pero con Él descubrí hasta que punto el placer podía ser intenso.
El Amo consiguió que se desarrollaran ejercitándolas como si fuesen músculos.

Prolongadas succiones, pellizcos, mordidas, pinzas y ventosas, terminaron por agrandarlas y sensibilizarlas.
Fue la parte de mi cuerpo que más rápido asoció dolor con placer; con un simple estímulo mis pezones se erectan y cuando el roce se prolonga me excito al punto de destilar precum.

Cerré los ojos e intenté relajarme para prestar atención y responder con el juego sin abandonarme al placer.
Los jugos de mi pija unidos a las babas del cachorro me tenían muy lubricado, tomé conciencia de eso cuando sentí la mano del Amo masturbándome, apenas apretándo y acariciándo a ritmo muy lento el tronco de la verga, evitándo rozar el glande hinchado.

El Señor le ordenó a stephan que succionara con toda la fuerza de la que fuera capaz uno de mis pezones ya excitados, Él hizo lo mismo con el otro.
Ya no me podía dominar, arqueaba la espalda y levantaba el pecho ofreciéndolo.
-Muérdelo- ordenó el Amo ronco, sin dejar de masturbarme.
Y los dientes del cachorro se clavaron con violencia.
-Suéltalo- dijo y entonces fue Él quién me mordió con fuerza el otro pezón.
Por varios minutos, se alternaron con los mordiscos sin cambiar el ritmo de la paja.
Una electricidad me recorría el cuerpo, como si hubiese metido los dedos en un enchufe.

-Métele la lengua en el culo- le ordenó al cachorro y mi cuerpo sumó sensaciones placenteras.
Los mordiscos eran cada vez más fuertes, o así me lo parecía porque la sensibilidad de mi piel se había incrementado.
-Acaríciale la próstata con el dedo, y usa la lengua para humedecerle las pelotas.
A todo stephan respondía como perro obediente que es y como experto en darle placer a un hombre que también es.

Con su boca pegada a mi oído el Amo me anunció: -Voy a soltar tu pija, voy a causarte un gran dolor, y cuando sientas que ya no lo soportas vas a correrte.
El Señor estaba exaltado, sentirlo en ese estado y sabiendo que en parte era por mi causa me liberaba y me cegaba.
Por supuesto que así lo haría, le susurré mientras Él me metía la lengua en la oreja y la llenaba de saliva.

Me sorprendió una dentellada en el pecho, no en las tetillas donde la esperaba; con la boca abierta al máximo el Amo me mordió el pecho izquierdo clavando los dientes en el músculo y tironeándo como para desgarrarlo.
Grité y acabé al mismo tiempo y mientras duraron mis convulsiones el Amo no soltó la presa.

Cuando luego me besó tenía el gusto salado de mi sangre en su boca.
El cachorro aprovechó para limpiar con la lengua el producto de mi ordeñe.
El dolor y la excitación me hacían temblar, pero me sentía abrazado y besado y traté de componerme respirando profundo y pausado.
De cualquier forma hasta que el Señor no me aplicó un calmante no pude descansar.
No solo me dolió el pecho por unos días, sentí dolor también en el brazo izquierdo, pero podía soportarlo y con gusto.

Cuando miraba en el espejo la marca de sus dientes, pensaba que tal vez su deseo de devorarme era tan grande como el mio de ser devorado.
En esos días recuperándome apenas de los celos causados por la llegada del cachorro, deseando convertirme en el centro del universo del Amo, ansiaba asumir el papel de mártir.
Creía estar en condiciones de pagar cualquier costo, hasta el más extremo, con tal de pasar a ser parte de su ser.

ovejanegra

Sucedió en Manila en Marzo 2010

Autor: Oveja negra

Peca y no te arrepientas. Todo es efímero.

5 comentarios en “Apetito caníbal”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s