Con mi Edipo frente a frente

“El mito es una fruta tentadora que devoramos con su semilla, una mentira con una verdad adentro, y somos así además de sus consumidores sus reproductores.”
Mauricio Kartun

2015 Publicity Photography - OEDIPUS REX

He devorado a Tebas Land, una fruta con muchas semillas.
Una ficción evocadora de otras ficciones; Sófocles, Dostoievsky, sus personajes parricidas.
Culpables de amar a sus madres, de odiar a sus padres.
Teatro que desnuda al teatro y que nos engaña con su no ficción hasta dejarnos vulnerables.
Sus semillas me germinaron.
Abrieron las puertas de cuartos donde cautivas viven emociones que me prohíbo.
La tibieza blanda de la teta, la dulzura de su leche.
Los perturbadores sueños húmedos de la adolescencia abrazando una almohada que no era su cuerpo, porque ella ya no estaba más.
Celos que la tragedia transformó en odio.
Rencor al que me la quitó para siempre, queriendo o sin querer; responsable del final que los unió y los borró.
Y la necesidad de la compasión y el consuelo de quién nos comprenda y quiera.
Y el deseo.
Deseo de dar satisfacción al sexo en y con el otro para que la catarsis cumpla su función sanadora.

Me enfrenté con mi Edipo al asistir a una representación de Tebas Land de Sergio Blanco en el teatro Timbre 4 de la ciudad de Buenos Aires.
Los actores Gerardo Otero y Lautaro Perotti y la dirección de Corina Fiorillo son excelentes.

“El tema de la homosexualidad es inseparable del mito de Edipo porque él hereda su tragedia por lo que pasó con Layo, que fue su padre quien habría raptado a Crisipo joven y habría sido, según la mitología griega, la primera relación homosexual de la historia, entonces hay una condena de alguna manera, por eso yo quería abordar un poco el tema, no sé si de la homosexualidad, pero sí las sexualidades múltiples…
Desde chiquito siempre me quise oponer a toda forma de autoridad, pero no es algo que me habite o que piense en relación a mis padres.
Desde pequeño me quise oponer a toda ley y el escritor de alguna manera es alguien que se levanta contra la ley, porque escribir es atentar contra el lenguaje y el lenguaje es la ley que nos obliga a hablar, entonces el propio gesto de escribir ya es violar todas las leyes del lenguaje, cuando uno escribe de alguna manera uno está sometido al lenguaje.
El lenguaje es fascismo puro, nos obliga a hablar de alguna manera.
El lenguaje no es impedir, es obligar a decir algo y la lengua nos obliga a hablar.
La única salida que tiene el lenguaje, como dice Barthes es la literatura, donde cada uno puede hacer lo que quiere con el lenguaje y cuanto más viola le ley, más interesante es la experiencia poética.”
Sergio Blanco

Autor: Oveja negra

Peca y no te arrepientas. Todo es efímero.

8 comentarios en “Con mi Edipo frente a frente”

  1. No siempre pasa, en realidad pasa solo algunas pocas veces pero es solo en el teatro que no deja de ser un cuerpo a cuerpo que la comunicación se convierte en comunión, como parece que te ha pasado en este caso. También estaré atento a esta obra porque me has despertado mucho interés.

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy interesantes tus comentarios que enriquecen a los de los afamados autores teatrales (Kartun y Blanco).
    Asumir el sentimiento de culpa que nos genera el inevitable edipo que nos afecta a todos es como sugieres doloroso pero sanador. Felicitaciones.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s