El beso

ovejanegra201609

Soplo del vital aliento que anima nuestra naturaleza de barro.

El Amo reclama lengua para morder, saliva dulce y gemido.
Dispara los aguijones que atraviesan sin obstáculos el cuerpo todo.

Imposible resistirse a su violenta delicia; imposible evitar el clímax de la unión con el Vampiro.

Autor: Oveja negra

Peca y no te arrepientas. Todo es efímero.

4 comentarios en “El beso”

  1. Nuestras lenguas dos peces remoleando en una cavidad marina. La suya más piraña que lenguado, la verdad 😀
    Me agrada que sintamos esa misma atracción vampírica y dejarnos morder con tanta lascivia. Cómo oponerse a la fuerza de los poderes oscuros y a tanta lujuria.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s