Aquí se eterniza el tiempo

oveneg0716

Víctima u ofrenda, llámame como más te guste. Nunca engañado, sobre mis pies entro fascinado al matadero.
Desnudo, limpio, purificado del derecho y del revés.

Aquí reinan los extremos. Rincones oscuros, metales de brillo afilado.
Ecos de quejidos erran entre los pasados y los futuros que conviven con el presente. Porque aquí adentro se eterniza el tiempo.

Ayer cuando creí que el placer me había matado; me resucitó el rayo del dolor.
Hoy busco alucinado repetir, como seguramente lo haré mañana.
No hay mayor adicción que ponerse en manos del Verdugo que en este altar, adorando a las deidades de la obscenidad, ejecuta el sacrificio sin tenerte compasión.