Incerteza viva

incerteza

La incertidumbre está claramente conectada a las nociones endémicas del cuerpo y de la tierra, con una calidad viral en los organismos y ecosistemas.
Aunque vinculada a la palabra crisis no es equivalente a la misma.
La incertidumbre es principalmente una condición psicológica vinculada a los procesos individuales o colectivos de toma de decisiones, que describen la comprensión y no la comprensión de los problemas reales.

La noción de incerteza es parte del repertorio de muchas disciplinas, desde las matemáticas a la astronomía, a través de la lingüística, la biología, la sociología, la antropología, la historia o la educación.
El arte se alimenta la incertidumbre, el azar, la improvisación, la especulación y al mismo tiempo trata de decir los indecibles o medir lo inconmensurable.
Se da margen para el error, la duda e incluso los fantasmas y los miedos más profundos de cada uno de nosotros, pero sin manipularlos.

Aprender a vivir con la incertidumbre nos puede enseñar soluciones todos los días.
Incerteza viva es sabernos conscientes de que vivimos inmersos en un entorno regido por el mismo.
El arte promueve el intercambio activo entre las personas, el reconocimiento de las incertezas, como los conductores y la construcción de sistemas generativos.

A partir del próximo 7 de Septiembre comienza la 32ª Bienal de São Paulo con la consigna Incerteza Viva

Autor: Oveja negra

Peca y no te arrepientas. Todo es efímero.

3 comentarios en “Incerteza viva”

  1. Reconozco que a veces me cuesta dejarme llevar porque normalmente suelo tener las ideas muy claras y cuando quiero algo voy a por ello, pero es verdad que la incertidumbre, cuando pasa algo con lo que contábamos y nos pone del revés, nos hace sentir muy vivos.

    Besos.

    Me gusta

    1. Cuando se trata solo de pensar me pasa como a tí, casi siempre me siento seguro de mis creencias y de mis preferencias; pero… cuando se trata de poner en práctica algo, especialmente si ese algo es medianamente importante, la incertidumbre se hace presente, me entran dudas y termino precipitando las decisiones. Y tanto me precipito que los que me observan creen que actúo siempre por impulsos y sin dudas.
      Por eso me ha sido tan beneficiosa la compañía, presencia, tutela de Germán.
      Él me da (junto con muchísimas cosas 🙂 ) seguridad.
      Me ha parecido muy interesante la propuesta de los curadores de la bienal de este año, por eso la traje aquí.
      Tengo curiosidad por ver como responden los artistas invitados a la consigna.
      Besos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s