Presencia erguida

oveja

Cuerno de animales míticos, de monstruos de leyendas y de seres fabulosos que toman la apariencia de Señores civilizados mientras esperan el momento de mostrarse tal cual son; Señores sedientos de tus lágrimas de tu sangre y de tu semen.

Cuerno que te hiere, te desgarra cuando te desvirga, y te fecunda en el mismo acto donde Él es el Dios y tú eres la víctima sacrificial.

Amenaza afilada que no conoce barreras de carne; creada para penetrar.
Cuerno, presencia erguida que representa y es el poder de imponer.
Lo adoramos, sin necesidad de exigencias, porque lo pide nuestra propia devoción, que nace oscura desde adentro sin que la podamos controlar con la razón.

Esclavos somos de su poder.
Lastimados, aguardamos ansiosos, dispuestos, por el momento que en se decida a repetir el rito.