El sacrificio y el amor

oveja

El sacrificio, si es una transgresión hecha a propósito, es una acción deliberada cuyo fin es el cambio repentino del ser que es víctima de ella.
Lo que la violencia exterior del sacrificio revelaba era la violencia interior del ser tal como se discernía a la luz del derramamiento de la sangre y del surgimiento de los órganos.
Esa sangre, esos órganos llenos de vida, no eran lo que la anatomía ve en ellos.
Podemos presumir que en aquel entonces para el sentimiento de los antiguos aparecía la plétora de los órganos llenos de sangre, la plétora impersonal de la vida.

Lo que el acto del amor y el del sacrificio revelan es la carne.
El sacrificio sustituye la vida ordenada del animal por la convulsión ciega de los órganos.
Lo mismo sucede con la convulsión erótica: libera unos órganos pletóricos cuyos juegos se realizan a ciegas, más allá de la voluntad reflexiva de los amantes.
A esa voluntad reflexiva la suceden movimientos animales de esos órganos hinchados de sangre.
Una violencia, que la razón deja de controlar, anima a esos órganos, los hace tender al estallido y súbitamente explota la alegría de los corazones al dejarse llevar por el rebosamiento de esa tormenta.

oveja2

El movimiento de la carne excede un límite en ausencia de la voluntad.
La carne es en nosotros ese exceso que se opone a la ley de la decencia.
La carne es el enemigo nato de aquellos a quienes atormenta la prohibición del cristianismo; pero si, como creo, existe una prohibición vaga y global que se opone bajo formas que dependen del tiempo y del lugar, a la libertad sexual, entonces la carne es la expresión de un retorno a la libertad amenazante.

Georges Bataille

Autor: Oveja negra

Peca y no te arrepientas. Todo es efímero.

8 comentarios en “El sacrificio y el amor”

    1. Gracias Christian, ya se me ha pasado; no me dura el mal humor, primero reacciono creo que de manera exagerada pero enseguida me calmo. De chico me decían “leche hervida”. Había planeado pasar estos días de manera más amable yendo en moto hasta Guarujá (el mar a 85 km) pero el tiempo lluvioso mojó mis planes. Ahora mismo los vecinos festejan su oro olímpico en fútbol con una fiesta super ruidosa, y como conocen mi nacionalidad apuntan con la pirotécnia a nuestro parque; mañana me tocará limpiarlo. Me consuela saber que todo pasa.
      Besos

      Me gusta

  1. Si fuese actor y me dedicase a ese arte que es el Teatro, nunca diría interpreto a este u otro papel, yo preferiría “encarno” a este personaje. Me encanta encarnarme con alguien en el sentido más hermoso de la palabra carne. Con un hombre me excita hacerle libre, liberarlo de la carga que representa ser hombre para ser él en estado puro., macho dominante.
    He oído que los mejicanos utilizan la palabra “carnal” para referirse a los amigos que son fieles y leales, genial. Claro que en mi delirio seguramente siento ese concepto de otro modo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s