Átame

ovejanegra0816

Cuando te alejas de mí para buscar en otros el placer,
átame para que las sogas me hagan compañía,
recordándome que Tú las has tejido acariciando mi cuerpo.

Átame fuerte para que la tensión de los nudos me haga sentir tu presencia tan viva sobre la piel como está dentro de mis sentimientos.
Átame de forma que solo Tú seas capaz de desatarme;
cuando regreses… si es que regresas.
Y si algún día no regresas,
quedarme atado eternamente.

Hasta que sogas y carne se conviertan en cenizas.

ovejanegra0816-001

Autor: Oveja negra

Peca y no te arrepientas. Todo es efímero.

5 comentarios en “Átame”

      1. Es algo que no tiene importancia; sucede que Germán va ha asistir a un congreso y se ausenta por una semana (y ya sabemos como se comportan en esos eventos, especialmente después de las reuniones formales). Cuando viaja solo, y conociendo como le cuesta resistir las tentaciones no puedo evitar sentirme celoso. Salir a correr en espacios abiertos me calma. Pero por otro lado consecuencia de unas malditas zapatillas se me ha inflamado el talón de Aquiles y tengo que soportar una férula. En fin bobadas que me ponen de mal humor. Al contártelo y descargarme no puedo evitar de reirme solo por ser tan, como decimos los argentinos, “pelotudo”.
        🙂

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s